El Papa Francisco recibe al Director General de la FAO, José Graziano da Silva. Foto: FAO

De FAO
Em Ciudad del Vaticano

El Papa Francisco se reunió el viernes (23) con el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, y elogió el papel del organismo al frente de los esfuerzos de las Naciones Unidas para abordar la cuestión de la migración en la región mediterránea, así como su labor para fortalecer los vínculos entre la paz y la seguridad alimentaria, la mitigación del cambio climático y el desarrollo sostenible.

Graziano da Silva informó al Pontífice sobre la "Iniciativa Esperanza Azul" de la FAO, que busca transformar las comunidades de la ribera sur del Mediterráneo en motores de estabilidad y crecimiento, en particular gracias al apoyo a la pesca en pequeña escala.

"La migración es un tema que toca en el alma al Papa Francisco. Aún queda mucho por hacer para abordar lo que está sucediendo en el Mediterráneo, donde se calcula que más de 2 500 personas han muerto en lo que va de año intentando llegar Europa por mar” aseguró el responsable de la FAO tras el encuentro.

En su reunión, el Santo Padre y Graziano da Silva debatieron sobre los actuales esfuerzos de paz en curso tanto en Colombia como en la República Centroafricana y expresaron su firme esperanza de que se logre una solución duradera al conflicto en ambos países.

Impulsar el desarrollo rural para contrarrestar la migración
Graziano da Silva destacó también como la FAO considera que incrementar las inversiones en seguridad alimentaria, desarrollo rural sostenible y en esfuerzos para adaptar la agricultura al cambio climático, ayudará a crear las condiciones que permitan a las personas, especialmente los jóvenes, no estar obligados a abandonar sus tierras con el fin de buscar una vida mejor en otro lugar.

Explicó al Pontífice la posición de la FAO sobre el tema de la migración y sus esfuerzos destinados a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenibles que la comunidad internacional se ha fijado, incluyendo la erradicación del hambre para 2030.

Graziano da Silva informó igualmente al Santo Padre de su preocupación por el impacto que el evento climático de El Niño está teniendo en amplias zonas del planeta, generando sequías e inundaciones graves. El Equipo de tareas de alto nivel de la ONU sobre la seguridad alimentaria y nutricional mundial, del que el responsable de la FAO es vicepresidente, mantuvo una reunion especial el miércoles sobre el tema de El Niño.

El Director General de FAO recordó en este sentido que la FAO albergará dos reuniones de alto nivel para analizar el alcance de El Niño en el “Corredor seco” de América Central y en África, Asia y el Pacífico, los próximos 30 de junio y 6 de julio de 2016, respectivamente.

Graziano da Silva señaló cómo el cambio climático amenaza en todo el mundo los medios de vida de millones de pequeños campesinos familiares, muchos de los cuales dependen en gran medida de la agricultura de subsistencia.

Igualmente subrayó que responder a los impactos del cambio climático requiere invertir en mejorar la capacidad de las comunidades rurales pobres para acceder a la tierra, el crédito y otros recursos, garantizando al mismo tiempo que también reciben servicios básicos como agua, saneamiento, salud, educación, infraestructura de transportes y energía eléctrica.

El Santo Padre, por su parte, expresó su preocupación por la actual burocracia en las organizaciones internacionales, y aseguró que dentro del sistema de las Naciones Unidas se debería trabajar más a fondo en beneficio de los países miembros. 

Tags: 
Voltar para o topo