La pieza presentada por el Fiscal General de la República indica tan solo suposiciones e hipótesis sin cualquier valor de prueba. Se trata de una anticipación de juicio, ofensiva e inaceptable, con base únicamente en la palabra de un criminal.

El ex presidente Lula no participó ni directa ni indirectamente de ninguno de los hechos investigados en la Operación Lava Jato.

En los últimos años, Lula viene siendo blanco de total escrutinio. Sus actividades, conferencias, viajes, cuentas bancarias, absolutamente todo ha sido investigado, y nada se encontró de ilegal o irregular.

Lula siempre colaboró con las autoridades para la dilucidación de la verdad, incluso brindando aclaraciones a la Fiscalía General de la República.

El ex presidente Lula no debe y no teme investigaciones.

Asesoría de Prensa del Instituto Lula

Tags: 
Voltar para o topo