22 de novembro de 2012

El ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva recibió el jueves (22), en la India, el Premio Indira Gandhi por la Paz, el Desarme y el Desarrollo 2010. La ceremonia tuvo lugar en el palacio presidencial Rashtrapati Bhavan y contó con la presencia del presidente Pranab Mukherjee, el primer ministro Manmohan Singh y la nuera de Indira y presidente del partido Congreso Nacional Indio, Sonia Gandhi.

Para descargar fotos en alta resolución, visite el Picasa de Instituto Lula.

Lula fue elegido por unanimidad por el jurado del premio en 2010 por su “destacada contribución a la causa de eliminar la pobreza y promover el crecimiento inclusivo en Brasil, por sus vínculos de defensa fuertes entre las naciones en desarrollo y su contribución única a la causa de la asociación India-Brasil”. En la ceremonia, Lula agradeció el premio teniendo en cuenta que no es un reconocimiento personal, sino para el pueblo brasileño, que “aprendió a entender que solo con la paz y la democracia, que lograríamos llevar el país al nivel que ha alcanzado.” En su discurso, Lula defendió la inclusión de Brasil y la India en el Consejo de Seguridad de la ONU, y un orden mundial más democrático como forma de alcanzar la paz.

El primer ministro Singh dijo que bajo el liderazgo de Lula, “Brasil se ha convertido en un país más fuerte y respetado internacionalmente”, e incluso fuera de la presidencia “sigue siendo una de las personalidades más respetadas en el mundo.” “El presidente Lula tiene una visión global clara. Él es consciente de la interdependencia entre los países, y que la responsabilidad de un líder no termina en la frontera de su país”, dijo el primer ministro, quien ofreció un almuerzo a Lula después de la ceremonia, que para él era un privilegio trabajar con Lula en las reuniones internacionales y lo considera un amigo. “Su trabajo con América Latina y África todavía tocará a muchas vidas en los próximos años”.

El presidente Mukherjee, al presentar el premio, dijo que Lula es un “honorable campeón del mundo en desarrollo”. Y le deseó salud y buena suerte en sus nuevas iniciativas.

Según Sonia Gandhi, Lula defendió la agenda de crecimiento inclusivo, “quizá como ningún otro líder de su tiempo”. Y continuó: “Su trabajo es una fuente de inspiración no solo para los brasileños, sino para la gente de todo el mundo. Nos sentimos honrados con su presencia”.

Lula había sido invitado a recibir el premio hace un año, el 22 de noviembre de 2011, pero el viaje fue cancelado después de que descubrió un cáncer en la garganta, a menos de un mes de partir hacia la India. Este año, el gobierno de la India aceptó la invitación y mantuvo la misma fecha, 22 de noviembre.

El Premio Indira Gandhi de la Paz, el Desarme y el Desarrollo se otorga anualmente a personas u organizaciones “en reconocimiento a los esfuerzos creativos para: promover la paz y el desarme, la igualdad racial y la armonía y la buena voluntad entre las naciones, garantizar la cooperación económica y promover un nuevo orden económico mundial, acelerar un progreso integral de las naciones en vías de desarrollo, asegurar que los descubrimientos de la ciencia moderna y los conocimientos se utilizan para el bien de la raza humana, y ampliar el alcance de la libertad y enriquecer el espíritu humano” . Desde su creación en 1986, el premio ha sido otorgado a 25 personas e instituciones. Entre los galardonados son Mikhail Gorbachev, Vaclav Havel, Unicef, Médicos Sin Fronteras, la Fundación Bill y Melinda Gates y Jimmy Carter, entre otros.

El trofeo concedido a Lula es un pedazo cuadrado de hematites bandeada con jaspe, una de las variedades de rocas más duras que se encuentran en la India y con una edad estimada en dos millones de años. Insertado en la roca, y adornado con plata, hay un retrato de Indira Gandhi, con su nombre escrito en alfabeto devanagari. El trofeo está alojado en una caja de palo de rosa forrado con plata.